Nueva técnica de desabollado

Nueva técnica repara los abollones de autos en minutos: Conoce sus detalles

Los portazos parecian un dolor de cabeza para los más cuidadosos, pero hoy tienen una rápida solución.

No hay situación más desagradable que recibir portazos en un estacionamiento; los golpes deforman paneles y líneas de los automóviles, transformándose en un dolor de cabeza para conductores que cuidan sus vehículos. Normalmente la reparación es parte de lo tradicional: desabollar y pintar.

Afortunadamente en Chile ha entrado con fuerza en el último tiempo, la reparación de estos abollones sin recurrir a un largo proceso de reparación. La técnica tiene distintos nombres, como “desabollado en frio” o en Argentina le llaman “saca bollos”.

La idea, es que un artesano regrese la superficie del metal a su postura original, ya sea a través de varillas especiales con las que presionan el abollón por la parte interna, o con piezas plásticas que se adhieren a la pintura y se tiran con martillos de extracción.

Todo va en la pericia del artesano que realice la reparación, ya que no es algo fácil, sobre todo con la variedad de materiales que tienen los automóviles modernos. Eso sí, la posibilidad de reparar depende del tamaño y posición del defecto, ya que no todas las zonas son reparables.

La gracia de esta técnica, es que se utiliza para variedad de situaciones, como los daños que genera el granizo de gran tamaño, abollones que no tienen desprendimiento de pintura, portazos de estacionamiento y las marcas del paso de niños hiperactivos. Las reparaciones normalmente se hacen durante el día y no requieren grandes intervenciones, dando paso a la conservación de la pintura original y la facilidad de no perder el automóvil por semanas.

Eso sí, si la pieza ya ha sido repintada, las cosas se ponen más difíciles, pero no imposibles.

Los kits para desabollar se pueden comprar en varios lugares en el extranjero, pero toma meses e incluso años, dominar las técnicas para un correcto desabollado, y porsupuesto, sin generar daños.

En Chile Carpro es pionera en el desabollado en frío con casi 10 años de experiencia en esta técnica. Además constantemente está realizando cursos para quienes deseen aprender un oficio que crece rápidamente en nuestro país.

Es sorprendente como daños que normalmente creemos que son irreversibles, pueden repararse con cierta facilidad, y lo más importante es que producen un gran ahorro de dinero al evitar pasar por la cabina de pintura. Otro valor agregado es que aporta a la conservación del precio del vehículo, ya que generalmente los paneles repintados se detectan y bajan el valor comercial.